El Hogar de Ancianos "Pedro de Betancourt" se ha convertido en un refugio para las personas de la tercera edad, en el hogar conviven ancianos, mujeres y hombres, entre los 55 y los 90 años, en donde reciben atención médica, alimentación y hospedaje por parte de las religiosas de la Inmaculada Concepción.

Por segundo año consecutivo nuestro Programa de Responsabilidad Social Empresarial “Apoyarse” llevó un momento de alegría y diversión a los beneficiarios del asilo, voluntarios de nuestras empresas compartieron con los abuelitos de la fundación ubicada cerca de la playa El Amatal, en La Libertad;  un momento de esparcimiento entregando un donativo de ropa, comida y radios portátiles.